Habitación 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Habitación 2

Mensaje  Stan Shunpike el Sáb 14 Mayo 2011 - 0:47



Habitación mediana para internar a los pacientes, higiénica y limpia. Hay dos camas al fondo situadas paralelamente. Justo al lado de cada cama hay un pequeño armario para las pertenencias de los pacientes, y enfrente hay dos sillones para los acompañantes de los internos. Tan solo hay una pequeña ventana que está cerrada, y el pequeño cuarto de baño que tiene se sitúa al lado de la puerta.
avatar
Stan Shunpike
Revisor del Autobús Noctámbulo

Mensajes : 89

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 2

Mensaje  Yocasta Adamenko el Jue 1 Mayo 2014 - 5:14

Su paso era acelerado a medida que se iba acercando a la enorme fachada de San Mungo. Sin embargo, a partir de cierta distancia, empezó a reducir la velocidad, preocupada de llamar más atención de la deseada.
Desde que había puesto un pie en el Reino Unido parecía que la prensa rosa era capaz de ocultarse bajo una roca para descubrirlos por sorpresa. El riguroso orden de China parecía una bendición caída del cielo comparado con el desorden del país del fish&chips. En ése país los peatones hacían su camino entre la acera y el asfalto. El transporte era caótico y hasta entonces Yocasta no se había atrevido a confiar en los servicios de Red Flu, exceptica ante la idea de que un autobús capaz de reducir su tamaño 5 veces fuera el transporte ideal para moverse por ésa ciudad, aunque éso implicara hacerlo entre muggles.
Una breve parada en recepción le confirma dónde tienen ingresada a su madre. El paso es ligero y sin embargo, cualquiera atento podría fijarse en la tensión de sus músculos. Nunca, nadie de su familia, hasta entonces, había tenido que recurrir a los servicios del hospital.
El accidente laboral había logrado que trozos del caldero con el que su madre había trabajado durante los últimos 19 años terminaran esparcidos por su despacho, y parte de ellos colapsaran contra ella.
Un leve vistazo al número de la habitación confirmó a la rubia que había llegado a su destino. Abre la puerta con sigilo, y sin embargo de ésta se escapa un leve quejido de las viejas bisagras que la sostienen.
Desde allí puede ver como una figura se incorpora de su cama y dice:- ¿Hola? - Yocasta en ése punto es capaz de identificar la voz de su madre, la cual hace que su paso se acelere hasta llegar a los pies de su cama:- Mamá ¿Estás bien? - Pues claro cielo - le dice ésta - No se ni porqué estoy aquí, tengo en mi despacho las pócimas y los esparadrapos necesarios como para arreglar ésto - dijo, mientras alzaba la mano herida inconscientemente. - Pero Marcus se empeñó en que tenía un color feo, y me obligó a venir.
Yocasta sabía que ese no era el momento de preguntar quién diantres era ése Marcus que había logrado que una pequeña alarma de alerta se encendiera en su interior, por lo que simplemente dijo:- A ver, déjame ver - forzando a que su madre le acercara el brazo herido.
Los Trozos del caldero sobresalían esparcidos por todo el brazo, rodeados por un horrendo círculo violáceo que parecía una muy fea reacción:- Mamá ¿Se puede saber qué pócima estabas haciendo como para que te ocurriera ésto? - Cariño, estaba trabajando. Anda, deja mi brazo libre un rato - dijo, jalandolo de regreso:- [b]Anda, vuelve al piso, yo volveré en breves - Un invisible duelo de miradas se produjo entre ambas, hasta que la más joven de ellas cedió.
Tras salir de la habitación, decidió permanecer en el pasillo, ocupando una de las múltiples sillas y ojeando una revista. La obediencia podía ser un mandamiento en su país natal, pero al fin y al cabo se encontraban en Gran Bretaña, y Yocasta le iba a exprimir todo el jugo a su nueva situación como ciudadana de la capital del caos nacional.
avatar
Yocasta Adamenko
Slytherin de 6º
Slytherin de 6º

Mensajes : 104

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 2

Mensaje  Ève Marey A. el Vie 13 Jun 2014 - 2:08

Me había enterado por medio de Marcus que mi tía Nedelya había sufrido un accidente. Suponía que no debía ser nada grave pues conocía ya de sobra la tendencía a exagerar del hombre, y que generalmente cuando alguien estaba abocado a la muerte según sus palabras, sufría un par de rasguños. Aún con todo, mediante la red de polvos Flu, llegué a San Mungo con la intención de ver qué tal se encontraba. Al entrar en la habitación lo primero que hizo mi tía fue darme las gracias efusivamente y quejarse de que Marcus la hubiera traído allí pudiendo curarse ella misma. La visita duró unos pocos minutos, al cabo de un rato tuve que bajar a por un par de cafés para aguantar despierta, pues me había quedado hasta muy tarde corrigiendo exámenes. Al subir con ambos cafés, una melena rubia, muy semejante a la mía me dió la bienvenida. Mi prima Yocasta estaba allí visitando a su madre y por la cara que tenía, estaba maquinando algo, aunque tuviera la revista ante ella ni siquiera se fijaba en las cosas. Me senté a su lado y señalé uno de los vestidos de la página en la que se encontraba:

-Ese vestido te quedaría fetén, Yo. Deslumbrarías al señorito Du Florant en la fiesta esa que hará en unas semanas-dije guiñándole un ojo y tendiéndole el café. Quería esperar a ver su reacción, pues hacía mucho tiempo que no nos veíamos por ningún sitio, a pesar de que ella misma estuviera estudiando en Hogwarts y yo impartiendo clase.
avatar
Ève Marey A.
Instructora de Duelo del Colegio Hogwarts
Instructora de Duelo del Colegio Hogwarts

Grado : Profesora de Magia Terrestre
Habilidad Mágica : Guardiana de la Tierra, Nivel Cinco
Mensajes : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 2

Mensaje  Yocasta Adamenko el Vie 13 Jun 2014 - 2:57

Yocasta ojeaba sin entusiasmo alguno la revista del corazón. La gran mayoría de los protagonistas de las exclusivas eran conocidos o parientes suyos.
En una de las exclusivas pudo ver como su prima Irina ofrecía a sus fans otro de sus escándalos, esta vez siendo acusada de esnifar escamas de dragón. Cualquiera que conociera a la artista sabría que en el fondo no era capaz de cometer un acto como tal, y que todo aquello no era más que un montaje para reflotar aún más su popularidad, pero Yocasta no pudo evitar sonreír al pensar que opinaría su conservador padre al respecto.
Pasó la hoja de la revista para encontrar una hermosa chica ocupando toda la pagina, luciendo un bonito vestido de marca.
Mientras meditaba si ése conjunto habría sido diseñado o no por Kirsikka, notó como alguien tomaba el asiento junto a ella.
La cara de Yocasta que se alzó para mirar con desprecio el vulgar ser que hubiera tomado el lugar junto a ella se transformó en una expresión de verdadera alegría al notar que era Éve:- ¡Éve! ¿Qué haces aquí? - su voz brillaba mientras sus brazos se enroscaban alrededor de la rubia:- ¿Te ha visto la prensa llegar? ¿No les habrás dicho nada, verdad? - Aunque Yocasta estaba acostumbrada a tratar con los medios por ser hija de quién era, a veces se le olvidaba que Ève sabía muy bien como tratar con ella, pues además de que su hermano jugaba con los Chudley Cannons, ella misma se había labrado su fama con su empleo en Hogwarts y sus prestigiosos trabajos de su campo. Tomó un suspiro, tratando de recuperar la calma que la caracterizaba:- Me alegro de veras de verte por aquí.
Centrando de nuevo su atención en la foto de la revista, Yocasta la tomó con ambas manos y como si se tratara del pergamino en el que tuviera su discurso, dijo:- Creo que a la señorita, mmm... - sus ojos buscaron el nombre bajo el pie de foto:- Blair Graham le sienta el modelito mucho mejor que a mi. Además, las dos sabemos que todo lo que se pondría Kirsikka yo no me lo pondría. - Éve comprendería muy bien lo que Yocasta le decía, pues ambas sabían que el carácter soberbio y frígido de su prima finesa podía resultar a veces insoportable, hazaña realmente increíble si teníamos en cuenta el carácter tan disciplinado de Yocasta:- Parece que a Kirsikka lE va bien en el mundo de la moda... ojalá en la cena de Navidad se atragante con el Fasole cu Costita. - Yocasta estalló en una carcajada, imaginando el ridículo aspecto de la remilgada chica, manchando sus caros trapitos:- Sería increíble... Éve, éste año tienes que venir, sin ti las Navidades en familia no son lo mismo. Kurt es el alma de la fiesta, pero echo en falta que alguien me ayude a bajarle los humos.
avatar
Yocasta Adamenko
Slytherin de 6º
Slytherin de 6º

Mensajes : 104

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 2

Mensaje  Ève Marey A. el Vie 13 Jun 2014 - 3:35

Pude ver como en cuestión de milésimas de segundo, la cara de Yocasta se transformaba del más absoluto desprecio a la mayor de las alegrías. Le sonreí abiertamente y la recibí entre mis brazos. Me sentía mayor, muy mayor a su lado. Con 25 años recién cumplidos y un matrimonio terminado súbitamente con la muerte de mi esposo, creía que no me quedaba mucho más por vivir. Tener a Yocasta a mi lado me hacía sentir que el mundo no se había paralizado. Sin embargo, vivía en una especie de meditada melancolía, como si la muerte de Jules hubiera sido mi culpa. Desterré todas esas ideas de la cabeza para responder con una sonrisa:

-Me llamó Marcus y me dijo que tu madre estaba en peligro de muerte... Es un maldito exagerado, pero en el fondo es buena persona-concluí, asintiendo como para dar más énfasis a mis palabras. Cuando me preguntó por la prensa reí muy estruendosamente, como sólo la parte griega de los Adamenko sabía hacer- Yo, sabes que conseguí despistar a un equipo de casi 50 periodistas en...-Mi buen humor se disipó casi al instante, volviendo mi semblante serio- Bueno, en la luna de miel. Y no, te quedaría mejor a ti. Esa muchacha está demasiado escuchimizada para vestir un palabra de honor y ambas lo sabemos. Aunque por otro lado tienes razón, ninguna nos pondríamos algo que Kirsikka pueda llevar o pueda haber diseñado.

Kirsikka y yo teníamos casi la misma edad y sin embargo no podíamos ser más diferentes. Todo lo que ella tenía de snob y estirada lo tenía yo de amable y bonachona, si bien en ocasiones a ambas nos salía la "vena Adamenko", esa que nos volvía a todos y cada uno de los miembros de la familia personas bastante radicales e irracionales, cada uno en su carácter. Sonreí de medio lado con lo que dijo Yocasta acerca de nuestra prima. Si que le iba bien, aunque la mitad de las mujeres de la familia nos hayamos negado a colaborar con ella. En general, lo hacíamos porque no la soportábamos, en otros casos porque los diseños de la chica les horrorizaban. A mi personalmente me gustaban, y sabía que más de uno de aquellos vestidos me sentarían como un guante, pero miedo me daba lo que hubiera podido añadir la chica a ellos. Con lo siguiente no pude contenerme de hablar, y puse, imitando casi a la perfección el acento y el tono de mi prima dije:

-Oh ¿Fasole cu Costita otra vez? Ya sabéis que debo mantener la línea, que por algo soy la imagen de la familia-estallé en una carcajada con la que un par de personas en el pasillo se quedaron mirándome indignadas. Enrojecí un poco y agaché la cabeza para seguir hablando con Yocasta- Me planteé ir estas últimas Navidades... Pero Jules había fallecido hace apenas dos meses... Y sabes lo que opino de la familia en estos instantes.
avatar
Ève Marey A.
Instructora de Duelo del Colegio Hogwarts
Instructora de Duelo del Colegio Hogwarts

Grado : Profesora de Magia Terrestre
Habilidad Mágica : Guardiana de la Tierra, Nivel Cinco
Mensajes : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 2

Mensaje  Yocasta Adamenko el Vie 13 Jun 2014 - 4:03

Lo único que delataba la verdadera esencia de Yocasta era su estruendosa risa, que parecía haber sacada de los orígenes irlandeses de su abuela y que sin embargo parecía que solo se había trasmitido a sus primos griegos. Pero compartir con Éve aquél tipo de risa hacía que las pocas barreras que Yocasta sentía entre ellas se quebraran.

Pero en cuanto el nombre de Jules era pronunciado, de nuevo los muros se construían entre ellas, y los dilemas internos que Yocasta siempre procuraba evitar se alzaban. Porque, la única barrera de la diferencia de edad que se había interpuesto entre ellas en un pasado, era reforzada por la reciente opinión que había adquirido Éve acerca de su propia familia. Tras la reciente muerte de su marido, en los últimos meses Éve había protagonizado una serie de escándalos, entre ellos conservar su apellido de casada, que habían hecho que la familia se planteara borrarla del árbol familiar. Sin embargo, lo único que la salvaban de aquella condena era la excusa de que todo aquello era producto del dolor de la perdida, además de que tener una baja de un personaje público conocido quedaba feo. Yocasta comprendía muy bien la actitud de su prima, y sin embargo tenía reticencias para mal hablar de su apellido. Una cosa era poner a parir a la engreída de Kirsikka, y otra cosa muy distinta era juzgar el criterio de los mayores.

Quizás era por su educación en China, pero Yocasta se veía incapaz de mal hablar de sus mayores, incluso le costaba pensarlo. Era por éso que, como todo miembro de la sociedad mágica con prestigio sabía hacer, evitó el tema peliagudo y trató de encarrilar la conversación por otro camino, cogiendo así la revista que descansaba descuidadamente sobre su regazo:- Pobre chica, a mi no me parece que tenga tan mal cuerpo. Yo con mi cuerpo de deportista no podría llenar ni un poquito de ése escote, aunque siempre puedo decir que aún estoy en etapa de crecimiento. - lo que pretendía ser un comentario para sonsacar a su prima otra de sus carcajadas, quedó en una débil sonrisa:- Por más plasta que sea Kirsikka, hay que reconocerle que hace un buen trabajo. Solo espero que deje de jugar a los pretendientes y que se case ya con el viejo más ricachón que encuentre y que nos deje en paz malgastando su fortuna. - Yocasta recordaba aún la época en la que su padre había accedido a que su prima eligiera su fondo de armario, logrando sin saberlo que casi se desatara la tercera guerra mundial:- No se lo digas pero, salvo aquellos conjuntos que me hizo llevar por el asco que me tenía durante esos meses que trabajó para mi padre, me gusta bastante su trabajo.

Cuando Yocasta escuchó la imitación de la más insoportable de sus primas, estalló con su prima en plena carcajada. Cuando detectó el descontento de algunos visitantes, sacó a relucir su mejor cara de "aquí no se te ha perdido nada" y dijo:- ¿Qué miran? Regresen a sus revistas. - tras observar que los implicados respondían obedeciendo sus ordenes, Yocasta le dedicó a Éve una risilla cómplice.

Yocasta se abanicó con la revista y dijo:- Y bien ¿Qué te ha tenido tan ocupada los dos últimos meses? Papá dijo que te habían ofrecido un nuevo empleo, pero no me quiso contar de que iba. Yo creía que te habían dado la baja en tu último empleo, por... ya sabes... - Yocasta tosió incomoda por la mención de la depresión que sufrió Éve tras perder a Jules - pero no sabía que lo habías dejado.
avatar
Yocasta Adamenko
Slytherin de 6º
Slytherin de 6º

Mensajes : 104

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 2

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.