Historias de la Vieja Usanza

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Re: Historias de la Vieja Usanza

Mensaje  Minerva McGonagall el Dom 22 Sep 2013 - 22:29

Señor Fihel, le aseguro que Ambientación presta toda la atención en las clases. Y Canterville, no es necesario sacar foto a algo que ya sabemos. Desde el principio fuimos conscientes de ese dato. Quizás deberíais de esperar hasta el final de la trama (que está próxima) para ver las explicaciones que hasta el momento están quedando pendientes en lugar de sacar conclusiones precipitadas. Insistimos en que no es ningún fallo por parte de nosotros.

Sé que sois exigentes con los detalles, algo totalmente normal. Pero nosotros también lo somos. Exigentes y perfeccionistas. Y a pesar de que es algo normal tener fallos, ya que todo el mundo somos personas, un fallo de este tipo no entra en nuestras expectativas.
avatar
Minerva McGonagall
Directora de Hogwarts

Mensajes : 1455

http://hogwartsadventure.net/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la Vieja Usanza

Mensaje  Arcturus E. Fihel el Lun 23 Sep 2013 - 17:16

Nuestro comentario iba dirigido a lo que mencionaba ambientación de que no habíamos estudiado. DDR, nunca hubiéramos pensado en un Kelpie en mar abierto y en estas latitudes, ya que hasta donde saben los estudiantes estamos en el Mar Mediterraneo, viajando entre las islas.
avatar
Arcturus E. Fihel
Prefecto de Ravenclaw
Prefecto de Ravenclaw

Grado : Estudiante de Quinto
Mensajes : 3964

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la Vieja Usanza

Mensaje  Minerva McGonagall el Lun 28 Oct 2013 - 12:57

El 28 de junio de 2013 se celebró en Hogwarts el anual Banquete de Final de Curso, donde los alumnos pasarían el último día de escuela de celebración para dar paso por fin a las tan ansiadas vacaciones de verano. Casualmente aquella noche coincidía con una conjunción de planetas que ocurría cada 173 años aproximadamente. La profesora de Astronomía, Aurora Sinistra, estaba en su gloria con dicho fenómeno astrónomo, por lo que dividió a los alumnos en cuatro grupos y los mandó a distintos lugares del castillo para que lo pudieran contemplar a la perfección además de potenciar las varitas. La Parcela de los Terrenos, la Torre de Astronomía, la Torre Norte y el Lago. Véase cuatro de los lugares de campo abierto de Hogwarts y sus terrenos.

Durante el transcurso de aquella peculiar conjunción, algo inesperado pasó. Una estrella fugaz se interpuso en mal momento delante de los planetas, haciendo que todo se tornara oscuro en la visión de las personas que lo contemplaban. La estrella fugaz causó un efecto cortante durante la conjunción, por lo que los alumnos de los cuatro grupos se vieron sumergidos en un juego del espacio y el tiempo, causando sorpresivamente un viaje al pasado. Los alumnos que estaban en la Torre de Astronomía se encontraron de repente en la Antigua Grecia, teniendo a la gran hechicera Circe como protagonista. Los alumnos de la Torre Norte se vieron teletransportados a Gales, donde encontraremos al famoso mago Merlín. Los que se encontraban en la Parcela de los Terrenos terminaron en Alemania, en la época de la bruja Malodora Grimm. Y los que se encontraban en El Lago fueron a parar a Hungría, justo al tiempo de la temible vampiresa Lady Carmilla. La interrupción de la conjunción de planetas no solo afectó al tiempo y al espacio, sino que causó también un "efecto" en la magia de los alumnos involucrados, quedándose sin ella por tiempo indefinido. Al estar usando el poder de las varitas durante la interrupción de la conjunción, la magia también se vio interrumpida inesperadamente y de forma cortante, haciendo que se durmiera poco a poco hasta ser varitas inservibles. Sin magia alguna. La magia de los alumnos fue desvaneciéndose poco a poco a lo largo del recorrido por el pasado hasta que desapareció por completo. Pero... al igual que desapareció de repente era de esperar que regresara también de repente. Cada varita a su manera y en cada alumno de una forma distinta. Aunque en algunos casos fue necesaria una pequeña estimulación.

Sin magia y únicamente con lo puesto, cada grupo de alumnos tuvo que buscarse su propia supervivencia en el pasado, adaptándose a la época e incluso cambiando la vestimenta actual por una adecuada. En cada época, los alumnos tuvieron que recorrer un largo camino con aventuras a cada paso para llegar a su objetivo: regresar con éxito al presente y no quedarse atrapados en el pasado para siempre. Una tarea para nada fácil. Desgraciadamente, y a pesar de que todos lograron el tan ansiado objetivo, un alumno no llegó a disfrutar el final feliz que tanto esperaba. El alumno de Hufflepuff de sexto año, Lucas A. Bennett, consiguió regresar al presente, pero no vivió para contarlo. Debido a lo que su cuerpo sufrió durante su estancia en el pasado, el muchacho no resistió el regreso y falleció en el intento. Aunque su cuerpo inerte sí regresó a la actualidad.

Los alumnos regresaron al presente en la misma fecha en la que desaparecieron, 28 de junio, e incluso a la misma hora de la conjunción, pues a pesar de que en el pasado transcurrieron interminables semanas, en el presente tan solo transcurrieron escasos segundos. Para los profesores y los alumnos que no contemplaron la conjunción no pasó absolutamente nada extraño, pues para ellos, los alumnos que viajaron nunca se movieron del lugar. Aunque eso sí, minutos después del regreso fue bastante notable por todo el mundo el cuerpo inerte del fallecido alumno, al que siempre recordarán en la memoria como el excelente cazador del equipo de Quidditch de Hufflepuff que fue. Nuestro leal compañero y respetuoso estudiante, Lucas Aaron Bennett. Nunca se le olvidará.



  • ANTIGUA GRECIA.

    El grupo que viajó a la Antigua Grecia no lo tuvo fácil, aunque sí pudo considerarse una gran aventura. Sobre todo marítima. Después de que burlaran a los guardias para entrar en la ciudad de Atenas, se adaptaran a la vida de Grecia y que el pequeño Sherlock Holmes se viera afectado por los efectos de mala suerte causado por la inesperada mordedura de una Malaclaw, entablaron una relación afectiva con el erudito Arion Stoltidis, quién acogió a los alumnos en su casa y, gracias a la dominación de Arcturus Fihel sobre el latín, lograron comunicarse con él y contarle lo que les había ocurrido. Arion les habló sobre Circe. La única persona, gran hechicera, que, si verdaderamente existía, podría ayudarles a regresar al presente. El inconveniente es que, según la leyenda, Circe se encontraba en la lejana isla de Eea. Una isla peligrosa y sombría donde nadie se atrevía a explorarla, pues decían que todo aquel que entraba en la isla, jamás salía de ella. Era un riesgo, pero en vista de que era la única posibilidad de volver al presente, los alumnos no tuvieron más opción que aceptar el ir a esa isla a buscar a la misteriosa hechicera. Después de intentar sin éxito el uso de la magia antigua y de correr un mayor riesgo yendo hasta la cárcel de Atenas a salvar a tres alumnas apresadas, al día siguiente se embarcaron en un trirreme, donde la aventura en alta mar con rumbo a la isla de Eea comenzaba.

    Durante los días de travesía marítima, los alumnos tuvieron que enfrentarse a muchos peligros. Empezando con la aparición de un Kelpie, a pesar de que la mar salada no era su lugar de hábitat natural, siguiéndole una fuerte y peligrosa tormenta, una niebla misteriosa y la aparición de varias sirenas cautivadoras de varones. No fue nada fácil para los alumnos el enfrentamiento a todo ello, sobre todo cuando no tenían magia alguna. Pero algo pasaba. A medida de que un nuevo peligro acechaba en el mar, alguien recuperaba su magia. Cuando por fin, después de tantas aventuras, los alumnos consiguieron llegar hasta la isla de Eea, y después de su fatídica bienvenida a la isla por una peligrosa Quimera, consiguieron encontrarse cara a cara con la gran hechicera Circe, quién reveló ser la causante de todos los peligros expuestos ante los alumnos, alegando ser pruebas a superar para que los invitados a la isla fueran recuperando su poder mágico. De ahí la explicación al Kelpie inquieto fuera de su hábitat natural.

    Tras las pruebas de las dos apariciones del Kelpie, la tormenta, las sirenas, la Quimera y el banquete de comida ofrecido por la mismísima Circe, solo había una prueba más a superar. Si la prueba era superada, Circe les ayudaba. De lo contrario, quedarían atrapados en la isla de Eea para siempre. Y como Circe sabía, en forma de cerdos. ¿Cuál era la última prueba? Había tres alumnos que no superaron las pruebas anteriores, pues aún no habían recuperado la magia. Los alumnos Freddie T. Highmore, Kitty A. Canterville y Arcturus E. Fihel fueron los seleccionados para la última y definitiva prueba que revelaría el destino de la estancia en la isla. La prueba sería hacer magia aun sabiendo que sus varitas seguían sin funcionar. Fue un esfuerzo verdaderamente difícil para los tres alumnos, pero poco a poco, y gracias a las instrucciones de Circe, lograron efectuar magia, haciendo que sus varitas quedasen reparadas completamente. La última prueba fue superada y los alumnos, después de regresar al punto de partida de su viaje en Grecia, regresaron a casa, al presente. Al tan ansiado presente. Mucho le deberán a Circe, pues, aunque los alumnos no lo supieran, ella solo les mostró el camino de vuelta desde la primera prueba.



  • GALES.

    Los alumnos que viajaron desde la torre norte se encontraron en un campo abierto y totalmente desolado, a excepción de una oveja que parecía querer pautarles el camino, a la cual desmayaron haciendo uso de sus varitas. Poco después la magia de estos muchachos había desaparecido por completo, sin posibilidad de reactivarla ni de reanimar a la oveja que yacía inconsciente sobre el suelo. La larga caminata de los alumnos los llevó tarde o temprano a un antiguo monasterio, donde con la ayuda de un joven monje principiante se hicieron de ropas, comida y refugio. Debían ceñirse a las costumbres de aquel nuevo entorno donde estaban si querían pasar desapercibidos. Desafortunadamente la situación no fue tan sencilla desde el primer día.

    El alumno Lucas A. Bennett decidió interrumpir las oraciones matutinas irresponsablemente, acto que le costó a él ser encerrado en la cámara de torturas bajo órdenes de la Inquisición , donde un hierro candente quemaría su rostro; Wendy Frost P., que salió en su defensa, enfrentó un destino menos tormentoso, encerrada en un calabozo donde su única compañía serían ratas y un espantoso esqueleto, pues mucho tiempo atrás fue una persona. A pesar de los intentos de sus compañeros por salvar a ambos estudiantes, fue un acto de magia espontánea producido por Wendy Frost P. que hizo a las cadenas arremeter contra uno de sus guardias. El acto trascendió en que la alumna fuese acusada de brujería y fuese llevada a juicio junto a Lucas Bennett, a quien se lo acusaba de estar poseído por el demonio y ser el culpable de las muertes y crímenes del monasterio. Dicho juicio envió a los alumnos a la hoguera la mañana siguiente frente al monasterio. El grupo estaba en apuros.

    Sin embargo aquel día una luz esperanzadora se vislumbraba sobre un monte, y las circunstancias fueron más favorables para los alumnos. Gracias a una jugada maestra de Nina J. Parker fue que un enorme incendio sirvió de distracción para todos los monjes. Las llamas, de todos modos, no dañron a ninguno de los alumnos. Lucas Bennett y Robin Ithanelle fueron atacados por un monje enloquecido, provocando que ambos sufrieran heridas de gravedad y la pérdida consecuente de gran cantidad de sangre. Bennett, a su vez, había inhalado demasiado humo y poco a poco comenzaba a sentirse más débil. La liberación de Wendy Frost fue a manos de un misterioso anciano que se acercó a ella y sus compañeros. El famoso mago Merlín, como luego los alumnos descubrirían, que había sido alertado de la llegada de jóvenes magos viendo a través de los ojos de aquella misteriosa oveja, trasladó a todos los estudiantes hacia una vivienda precaria y alejada de los disturbios, donde enfrentarían diferentes desafíos para poder regresar a casa y "estar listos", en palabras del anciano. Estos desafíos fueron la doma de un dragón, resolver un complicado acertijo, y elaborar la antigua poción de la unión, para la cual los alumnos debieron contribuír con la búsqueda de ingredientes ayudados por pequeños animales guías entre los reclutados por Merlín. Dicha poción uniría a los alumnos en su escencia, posibilitando una conexión más allá de lo físico, que serviría para complementar la magia más poderosa del mundo: el amor. A través del amor, el deseo y la añoranza de los alumnos fue que Merlín pudo ser de ayuda a los muchachos para regresar a sus hogares en el tiempo preciso, justo al momento y lugar de la conjunción. Una única variante se presentaba con respecto al momento de partida: Lucas Bennett había perecido, pues por su cuerpo desangrado y por haber inhalado tanto humo se encontraba sumamente débil, incapaz de soportar una magia tan poderosa como la que fue necesaria para regresar todos menos él, sanos y salvos, a Hogwarts.



  • ALEMANIA.

    Un bosque anónimo esperaba a los alumnos que entraron a formar parte de esta historia desde la parcela de los terrenos. Sin marcas ni caminos, el bosque no ofrecía ningún indicio del sitio donde se encontraban. Estos llegaron junto a unos caballeros en armaduras, quienes anunciándose con el sonido de cascos trasladaron a los alumnos por la fuerza a un castillo, donde serían recibidos por una distante pero bellísima reina. Allí gozarían de una apetitosa cena muy completa y de una breve charla con la reina, quien proporcionó ropa a todos los alumnos. Al día siguiente, los hombres serían enviados al patio principal para entrenarse con espadas, acompañados de los caballeros de la reina: Rusell y Blaz. Las mujeres pasarían las siguientes semanas prácticamente encerradas en su habitación junto a dos damas de compañía, donde aprenderían a coser, pintar y hacer peinados. En estos casos las chicas recibirían la sorpresiva pero crucial visita de un joven muy apuesto, un criado del castillo, que de inmediato posó sus ojos en Florrie Vicary. Así sería durante semanas, un juego de miradas unilateral, que llegaría a su fin una tarde temprana. Mientras las mujeres danzaban la tradicional danza gavota medieval que siglos después sería reconocida por la principal en la corte de Luis XVI, al son del laúd que tocaba aquel criado, este no quitaba sus ojos de encima a la alumna, y tal comportamiento fue mal visto por la reina, que de inmediato ordenó que Florrie Vicary fuera encerrada en el calabozo a menos de enormes guardias, tras regresar a las habitaciones, a pesar de los esfuerzos de sus compañeras para salvarla, que permanecieron en ascuas a la espera de tener noticias sobre ella. Dentro de su nueva prisión se encontraría nada más ni nada menos que con el criado una vez más.

    Paralelamente una situación de igual riesgo se daba en el patio principal, donde Dylan R. Frost y Edward Goodrich J. desviaban del camino pautado por los caballeros mientras practicaban equitación. Tras rodear el castillo los alumnos vieron cómo el criado los observaba desde el calabozo, y un número de botellas de cristal muy curiosas enterradas precariamente en la tierra. La desobediencia de los alumnos costó caro, pues los caballeros arremetieron de inmediato contra ellos haciendo uso de sus espadas, combate al cual Michael Corner no tardó en unirse. El saldo fue considerablemente positivo para los alumnos, quienes habían aprendido a dominar el arte de las espadas y acabado con sus adversarios. Sin embargo, fue Frost quien recibió el mensaje encriptado acerca del encierro de Vicary. Horas después, la magia regresaba finalmente a los alumnos, quienes reunidos por la noche hombres y mujeres emprendían la tarea de rescatar a su compañera de un sitio que aún ignoraban. Esta tarea presentó sus dificultades para el grupo.

    Enmarcados en la oscuridad de la noche, un desliz provocó la persecución de los guardias, que se detuvo momentáneamente al ingresar los alumnos a una habitación vacía: precisamente la de la reina. Allí obtuvieron ayuda de un espejo mágico reposando en una de las paredes, que fue el encargado de situar a los alumnos en un mejor contexto. Gracias a él los alumnos llegaron al conocimiento de que Florrie había sido encerrada por la envidia de la reina hacia su belleza natural, ya que el criado había manifestado interés por ella al instante, sin necesidad de beber pociones para aumentar su belleza, mecanismo adoptado por la reina, quien era nada más ni nada menos que la bruja medieval Malodora Grimm. Además, hallaron una carta de la reina hacia su mano derecha que explicitaba sus intenciones respecto a los alumnos: educar a las damas como señoritas de la corte real, y preparar a los señores para un posible conflicto bélico contra el reino de Dinamarca o Inglaterra. Así, en el siglo VI, los alumnos también se hicieron con un libro de conjuros que les permitió el regreso a sus hogares una vez rescataron a Florrie Vicary del calabozo junto al criado, a quien al momento de regresar al presente, consiguieron dejar en libertad.



  • HUNGRÍA.

    Hungría esperaba a los alumnos que se encontraban en el lago de Hogwarts con enormes sorpresas y grandes problemas que superar. Recibidos por el frío y el entorno montañoso, el grupo experimentó su primera dificultad a superar cuando dentro de los propios alumnos surgieron diferencias que impidieron que congeniaran correctamente desde el principio. Divididos en dos grupos luego, uno de ellos consiguió manejar exitosamente un Graphorn enfurecido, mientras que el otro fue testigo de un suceso cuya vital trascendencia descubrirían próximamente: dos mujeres cargaban el cuerpo inerte de una joven colina abajo. Aunque los alumnos decidieran no hacer conjeturas prontas al respecto, descubrirían más adelante la relevancia de este crucial avistamiento.

    Poco después los alumnos encontrarían un alejado refugio, una modesta cabaña que brindaría un techo para todos hasta la llegada de un misterioso hombre encorvado. Adojan, así se llamaba, se trataba de un hombre humilde y de clase baja, con algunos retardos mentales que vivía junto a su madre Florka en unas tierras cultivables que pertenecían a un patrón, residente en un castillo cercano. Estas tierras debían ser trabajadas arduamente para gusto del patrón, y de eso se encargaron los alumnos durante semanas bajo el radiante sol a cambio de comida, ropas y refugio. Algunos fueron capaces de soportarlo más fácilmente. Otros, como Azul J. Szalowski, llegaron incluso al punto de la insolación. Durante ese tiempo, Kristopher S. Du Florant y Blair W. Graham realizaron una importante expedición hacia el castillo del patrón que sumaría a los datos obtenidos hasta el momento: un par de señoras expresaban su clara preocupación respecto a la desaparición de jovencitas de nobles familias húngaras. No mucho más pudieron averiguar, pues la caída de la noche era inminente y significaba el regreso a la vivienda, donde encontrarían la presencia de dos muchachas elegantemente vestidas que rápidamente y en húngaro dialogaban con Florka. Curiosas miradas eran lo que dirigían a los alumnos, y al día siguiente, la suerte de estos daría un giro brusco.

    Las mismas mujeres habrían de presentarse aparentemente inocentes frente a los hombres del grupo, que se encontraban alejados de sus compañeras (del otro lado del campo). Un par de golpes imprevistos de unos hombres robustos bastaron para dejar a los muchachos inconscientes, tras lo cual el pelotón de los intrusos se dirigió a tomar prisioneras a las señoritas, quienes a pesar de dar una buena pelea fueron llevadas prontamente hacia el Castillo de Cachtice, hogar de Lady Carmilla Sanguina. Dicha vampiresa no atendió a las señoritas con cordialidad, sino que de inmediato procedió a extraer sangre de Camilla Abbott B. Desafortunadamente su confianza en su poder y en la fidelidad de sus sirvientas era excesiva, ya que no tuvo reparos en maltratar a una demacrada señora, quien no tardó en revelar uno de los más importantes secretos de su patrona: Lady Carmilla poseía un anillo mágico, que le permitía viajar arbitrariamente para traer de diferentes tiempos nuevas víctimas potenciales para sus sangrientas prácticas, ya que por aquel entonces ya estas escaseaban. A pesar de que las alumnas no fueron capaces de conocer la totalidad de los poderes del anillo y tampoco Thomas Lexington, que se aventuró en su rescate junto a Du Florant, una heroica lucha entre el primero y la vampiresa terminó por hacer que Lexington obtuviera la tan preciada joya luego de conseguir entrar hábilmente a la fortaleza del Castillo de Cachtice, aunque esto le costara una seria herida en el hombro. Con la joya en manos de los alumnos y las jovencitas finalmente liberadas, no faltó más para que todos los estudiantes escapasen del castillo, regresando hacia su lugar de inicio mientras corrían para salvarse, donde el anillo manifestó su magia y su poder, atrayendo a los alumnos hacia sí para devolverlos, finalmente, a su hogar.




Queremos dar las gracias a todos los participantes de esta trama, a los que rolearon hasta el final y a los que no, ya que de lo contrario no hubiera sido posible realizarla. Ha sido una trama complicada, pues dentro de la trama global fueron cuatro tramas simultaneas con mucho trabajo detrás, anterior y durante la misma. Es por eso que irremediablemente ha habido momentos en el que la trama ha ido más lenta que otras veces, pero aún así hemos intentado mantener un ritmo en ellas. Y eso sí lo hemos conseguido. Agradecemos infinito la actividad que habéis aportado, así como las ideas nuevas. Que por qué no decirlo, varios momentos de la trama ha sido improvisada por vosotros los usuarios. Tanto, que ni la propia administración sabía qué iba a ocurrir luego. Realmente fue divertido e interesante, pues eso significa que no es necesario que la administración tenga el control de la trama. Basta con que os apoderéis de la misma para hacer una trama más intensa e interesante. No todo debe ser un camino impuesto por la administración. Vosotros elegís. ¡Enhorabuena!
avatar
Minerva McGonagall
Directora de Hogwarts

Mensajes : 1455

http://hogwartsadventure.net/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la Vieja Usanza

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.