Kristopher S. Du Florant - Gabriel R. Evans

Ir abajo

Kristopher S. Du Florant - Gabriel R. Evans

Mensaje  Kristopher E. Du Florant el Lun 23 Jul 2012 - 11:15

Kristopher se encontraba sentado frente al escritorio que había en su habitación. Sostenía la pluma por encima de dos tinteros. Las oscuras manchas que rodeaban el primero denotaban claramente que lo que contenía no era más que tinta negra. Sin embargo, en el segundo, un líquido transparente goteaba lentamente de él. Kristopher había tenido tiempo suficiente como para instalarse de nuevo en su amada casa a las afueras de Moscú, ayudar a hacer lo mismo con su prima y reflexionar sobre lo sucedido en los días anteriores, que se reducían en su encuentro inesperado con la señorita Evans. Si cerraba los ojos, Kristopher podía ver el reflejo rojizo de su pelo ondear al viento, y a la vez podía ver sus suaves labios alrededor de la boquilla de un inhalador color rosa, con mariposas a su alrededor. A Kristopher le divertía de lo lindo imaginarla de esa forma, pero se prometió a si mismo no confesárselo nunca.
Por eso, decidió escribir una carta a modo de disculpa a Gabriel. La conocía lo suficiente como para saber que poco útil sería una carta para hacer que Gabriel lo perdonara y aún menos como para volverla a ver. Por eso, Kristopher ya se había apañado lo suficiente como para dibujar un plan en su mente. Sabía que tendría que pulir algunos aspectos de este, pero al fin y al cabo, sabía que este sería efectivo.
Se disponía a manchar el papel con todos sus sentimientos cuando se acordó de algo. La inesperada y sangrienta muerte del señor Bellionet, y la insaciable sed periodística para sonsacar algunas palabras a su prima podría llegar hasta tal desesperación por una primicia que su correspondencia podría estar siendo interceptada y leída.
Kristopher tenía clara una cosa: Si eso no lo hacían los periodistas lo haría su abuela, y lo último que deseaba en ese instante era que su abuela se enterara de algo, así que encargó a uno de los elfos domésticos de la familia que le llevara un tintero con limón. Sin embargo, al acto comprendió que hasta el más idiota podía emplear ese truco para camuflar sus palabras.
Cuando el tintero fue llevado a su habitación, el chico dudó unos segundos, tentado a arriesgarse a firmar su sentencia de muerte con tinta invisible, sin embargo, él nunca había sido un Bellionet, por lo que carecía de valor suficiente como para hacer eso, por lo que decidió ser tan transparente como el mundo esperaba que él fuese.

Querida señorita Evans.:

Mis más humildes disculpas sobre lo acontecido en nuestro último encuentro.
Cada vez que recuerdo mis últimas palabras en nuestro encuentro me arrepiento de ellas con todo mi ser, aún que el motivo que llevara a pronunciarlas fuera mi poco dominio de la lengua inglesa.
Parece ser demasiado estúpido como para ser cierto, más teniendo en cuenta que soy yo mismo el que se señala sus propios errores, pero era lo mínimo que podía hacer dada la situación.
Me gustaría volver a coincidir con usted algún día de estos, antes regresar al colegio, pues se compañía es muy grata para mi.
La invitaría a pasar unos días en mi humilde casa, pero me temo que debo responsabilizarme de mi prima durante su estadía, que parece alargarse hasta finales de verano, después de lo que pasó con su padre...
Sea como sea, aún que tire esta cama al brasero, espero volver a cruzarme con usted... y con su inhalador.

Siempre pensando en ti.

Kristopher S. Du Florant





*  *  *  *
avatar
Kristopher E. Du Florant
Slytherin de 7º
Slytherin de 7º

Mensajes : 659

Volver arriba Ir abajo

Re: Kristopher S. Du Florant - Gabriel R. Evans

Mensaje  Gabriel R. Evans el Lun 23 Jul 2012 - 23:27

Se encontraba en la Finca Du Florant cuando recibió aquella lechuza, por unos instantes Gabriel tuvo la ilusión de que fuese un recorte manchado cualquiera de papel, con letra no del todo pulcra; la cuál sólo podía pertenecer a cierta mancha marrón... pero como las cosas que se quería que sucedieran nunca eran porque así debía ser rendeer; resultó ser del polo totalmente opuesto a él.
¡Lo sabía!. Eso era lo que sucedía cuando se tenían modales fuego, debió fiarse de la opinión de Bellionet, ese Du Florant era un desgraciado que había decidido jugar con ella a ''La Conquista del Dragón'' pero claro, no era esa clase de conquista en la que pensaba Gabriel nono Sino que ese chico le odiaba por algo que ella ni siquiera sabía ... ¿porqué quién podía odiar a Gabriel, sí ella era todo un amor malo?. Sopesó varias posibilidades entre ella hacer explotar su casa What a Face pero y como pocas veces hacía creyó que lo mejor era ignorar el tema pues ya había aprendido lo que sucedía cuando no dejaba las cosas fluir Rolling Eyes ; con un monstruo en el subsuelo, un príncipe postizo en la superficie y con el grinch en su cabeza ya tenía suficiente como para añadir a caballo halado a su lista de tormentos Rolling Eyes por no entrar a definir los otros tormentos Rolling Eyes . Quemó la carta sin más.



´´I figure, if a girl wants to be a legend, she should go ahead and be one´´

Don´t bother me:



avatar
Gabriel R. Evans
Slytherin de 7º
Slytherin de 7º

Grado : Jefa de Redacción de Él Vociferador
Mensajes : 3575

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.